LOS AMOROSOS CARTAS A CHEPITA DE JAIME SABINES PDF

View Larger Image. Ask Seller a Question. Title: Los amorosos. Cartas a Chepita Spanish Desde las primeras palabras, las primeras frases, escritas en , en el joven Jaime, apenas un estudiante de veintiun anos, se vislumbra ya el genio y talento de quien habria de convertirse en el poeta contemporaneo mas querido y leido en lengua hispana.

Author:Brar Kacage
Country:Argentina
Language:English (Spanish)
Genre:Relationship
Published (Last):20 December 2010
Pages:468
PDF File Size:20.90 Mb
ePub File Size:16.58 Mb
ISBN:851-9-53193-902-1
Downloads:62087
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Ditaxe



This document was uploaded by user and they confirmed that they have the permission to share it. If you are author or own the copyright of this book, please report to us by using this DMCA report form.

Report DMCA. Home current Explore. Words: 51, Pages: Preview Full text. Conservo muchas, muchas cartas de Jaime. En el principio era el Verbo Nosotros no importamos nada. Digo que la vida es pura experiencia; que me canso; que me rebelo a sobrevivirme diariamente.

Millones de palabras, como eunucos. Saltaban, gesticulaban, gritaban. Un nombre. Una mujer. Un dolor. Sulfato de quinina y azul de metileno insuficiente. Hubieras visto! El que yo ande con otra no quiere decir que deje de andar contigo. Definirse es situarse de otra manera, siempre de otra manera.

Uno se enamora de cualquier mujer, a cualquier hora, en un encuentro fortuito, en una cita premeditada. Y una buena receta es el amor y el saber mirar por encima de mis propias penas.

Mi miseria es una parte de la miseria humana. Los amorosos. Por lo que hace a la actitud amorosa, era recatada y fiel. Las cartas que nos conciernen son las de un poeta enamorado y las de un diarista feliz.

Habla de todos, de sus padres, de los de ella, con afecto y con respeto. Pero cuando sus futuros suegros amenazan con separar a los novios, Sabines se dispone a mandarlos a volar. A Sabines le gusta vivir. Yo no te voy a dejar hacer lo que quieras de tu vida, porque si la lesionas me lesionas, y todo lo que hagas con ella lo haces conmigo Estabas muy bonita Josefa como tu nombre, como yo.

Ropa de un verso. Angustia muda. Tiempo en reposo. Astro distante. Esqueletos del recuerdo Cicatriz de milagro: ceniza de dolor. Viejo sabor de cuento: llanto de tarde: hoja de invierno. Crece en la sombra el viento. Quiero aprender tu risa como he aprendido ya tu andar y tu mirada. Apareces en mi vida, de repente, como coronando un ideal, como concretando a todas las mujeres que he deseado, y no puedo dejarte ir, ni puedo detenerte.

Siempre has sido ligera y fugitiva, ajena e imposible. Te quiero. Porque te quiero, linda, porque te quiero, amor. Te necesito.

Te espero. Lo vi. Aunque, si hubieras ido sola Se llama silencio, olvido, cosas no dichas, intocables. Ayer estuvimos contentos y no dijimos nada. Pero eso pasa. Eres siempre la misma y otra, la misma esperanza y otra espera; original y conocida; limitada e infinita. Escribo de esto al mar y me contesta en olas. Pregunto de esto al cielo y me responde estrellas. Todo lo que no soy, hasta mi ayer, le diera. Quisiera creer en Dios para que a Dios le diera. Saluda, por favor, a tu mamacita, a la Villita, a Jorge, a Chita y las chiquitas.

Te quiere reteharto Jaime En. Tu amor, mi amor, es eje, centro, causa y efecto. Un viento como de presagios -ardida locura- me arrebata: y te pierdo; y me alejo irremediablemente a buscarte en todas la mujeres que encuentro, a distinguirte, a identificarte con La Mujer.

Y no quiero yo que sea distinto. Acaso es triste el irse Sin morir no hay resucitar. Enfermo de ti. Enfermo del mundo. Enfermo, desoladamente enfermo. Yo creo, en verdad, que la mayor imprudencia que he cometido es no haberme muerto al nacer.

Dios me de escribirte cartas de enamorado. No estoy ahora para pensar en astros, aunque piense en ti. Me aniquilo en tu pensamiento, me destruyo en mi pensamiento de ti. Vida y muerte. Y fin, y fin, y todo y fin. Siempre queda una cosa imposible, inefable. Piensa -yo pienso- en ella. Tratemos de dormir ahora.

Y eres mi salud, mi fortaleza, mi canto puro, mi alma intacta. Devengo ser en ti. Soy en ti lo contradictorio y lo simple. He recibido ahora tu carta. Como has de suponer, molido, cansado y casi enfermo.

No he visto a ninguno de tu familia. Son las 4 de la tarde. No tengo tiempo para estar triste. Es un modo distinto de sufrir. No estoy cansado ya, y comienzo a quererte Fumo un cigarro tras otro. Quiero ir a muchas partes, a saludar a muchas personas; pero no puedo.

No se te olvide que te quiero ver bien gordita en diciembre. Toma huevos, no te gastes el dinero en medias lunas Y ve a la escuela. El colmo! Pero es hasta ayer, el 15, en que tomas el papel y escribes. Yo no voy a pelear contigo. Si los amores de lejos son de Simplemente voy a dejarte de escribir. Desde ahora voy a dejarte de escribir.

Veo que no es posible por tu parte. Ni modos. A veces te aborrezco tanto, casi tanto como te quiero.

ABSOLUMENT DEBORDEE PDF

“A veces te aborrezco tanto, casi tanto como te quiero.”

This document was uploaded by user and they confirmed that they have the permission to share it. If you are author or own the copyright of this book, please report to us by using this DMCA report form. Report DMCA. Home current Explore. Words: 51, Pages: Preview Full text. Conservo muchas, muchas cartas de Jaime.

BAS21 DATASHEET PDF

Jaime Sabines

.

Related Articles