LA ARTESANIA TRADICIONAL DEL CUERO EN LA MESOPOTAMIA ARGENTINA PDF

Find this Pin and more on bordados en cuero by Maria Rodriguez. Leather Tutorial. Easter Island. Find this Pin and more on room days by lemonaidjj. Rope Knots.

Author:Gardagar Netilar
Country:Reunion
Language:English (Spanish)
Genre:Music
Published (Last):1 September 2009
Pages:449
PDF File Size:17.89 Mb
ePub File Size:9.76 Mb
ISBN:692-8-98710-635-6
Downloads:52192
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Goltijora



Learn more about Scribd Membership Home. Much more than documents. Discover everything Scribd has to offer, including books and audiobooks from major publishers. Start Free Trial Cancel anytime. Trenzas gauchas.

Uploaded by Micael Soares Paz. Document Information click to expand document information Date uploaded Oct 25, Did you find this document useful? Is this content inappropriate?

Report this Document. Flag for Inappropriate Content. Download Now. Related titles. Carousel Previous Carousel Next. Procedimiento, herramientas y materiales. Jump to Page. Search inside document. Pasteur - Buenos Aires - Argentina Telefax: informe hemisferiosur. Al Tranco. Cuentos de ayer. El cuarto de las sogas. Un poblador de Monsalvo Biografia novelada. Monografia sobre el Lazo. Las boleadoras Monografia. Paraderos Querandies. Esgrima Criolla. Viviendas en La Pampa. Oro Nativo Tradiciones bonaerenses, poesia popu- lar y antologia del payador en la pampa.

Habla gauchesca. Punta de rieles Novela costumbrista. Amansados Novela costumbrista. Preparaba: tropas y ordenaba selecciones en el vacaje.

Se trabaja de forma tan diferente que muchas veces pienso que los gauchos, ya estan de mas en esta tierra. Solo us- ted viejo, por un privilegio de Dios, conserva su exts tencia y puede con ello hacer Jo que no todos podremos observar: tres generaciones, mi abuelo, mi padre y yo. En mi tiempo, y con la estancia que usted tiene, trabajando todos los dias del afio, no daria a basto para tener en orden el cuarto de las sogas.

Nosotros, los que hemos nacido gauchos, te- nemos el mesmo destino que el caballo ladero: hemos de morir con las cuartas pegadas a los costillares. Ajah, repitid y agregando: ; De manera que usted cree, patroncito, que tales zonceras podran interesar a la gente de estudio?

Le han perdonado sus crimenes, su falta de constancia, porque lo vieron solo y desamparado al azar de su destino, sin mas justicia que la de su propio pufial. Imaginese que no conozco ningtin libro que trate de todo eso y que ni siquiera los diccionarios lo mencionan. Y usted tiene uno de esos? En la Biblioteca, en el escritorio, agre- gO para ampliar la explicacion. Callados marchaban hacia la biblioteca, el uno cal- culando en la ayuda que habia de encontrar en sus libros y el otro, imbuido de astucia gaucha, mascu- Haba ideas que habian de ponerlo en duro aprieto al hombre ilustrado.

Jacinto Nieves, al penetrar en la amplia alcoba cru- zada de anaqueles atestados de libros, dijo, frotando sus toscas manos: —Muy bien, vamos a ver.

Usted sabe que para ha- cer un trenzado, lo primero que se necesita, son los tientos. Nada mas? El decir gaucho es lo mesmo que decir cuatrero, entretenido y vicioso, y al decir esto, nada mas que la justicia son los tinicos que los nuembran y se acuerdan de ellos. Iai a. Trenza del latin, cosas que se enredan. Enlace o union de tres o mas ramales entretejidos.

Y al cuero no lo nuembra? Todavia no he terminado: la trenza se puede hacer de varias hebras o grupos de ellas, formando ramales 0 cadenas y el niimero de estos es el que da el nombre a la trenza. Eso esta bien. Aca dice: En el estilo romantico, se hallan toros fre- cuentemente adornados con trenzas y sobre todo en los monumentos de la Edad Media Sigamos leyen- do: Los primeros de quienes se tiene noticia de que emplearan el cuero o sea la piel curtida, fueron los fenicios.

Mas tarde, en Grecia, la industria del cuero did origen a varios oficios, guarnicioneros, construc- tores de corazas. Los romanos hicieron lo mismo. Ellos si decian que de todo sabian y hasta trenzados que hacian pasar como de ellos y eran comprados.

El joven estanciero comenz6 a hojear libros y a pasar de un tono a otro en el inutil afin de encontrar lo que deseaba. Una traccion moderada tiende a estirar dicha espiral, como si fuese un resorte, dandole por consiguiente, una especie de elasticidad que impide que el conjunto estalle.

Quiero que me busque la palabra lonja y soga. Ahi esta el estribo chalay chanay,. La rienda de los drabes es tejida de cuero y con azoteras como las nuestras; el freno que usamos es el freno arabe, y muchas de nuestras cos- tumbres revelan el contacto de nuestros padres con los moros de Andalucia Y dicen que son durisimos, 1 Fiador: especie de collar de origen arabe. Estaba pensando, Don Jacinto que podia acercarse a la cocina y.

Que es tan giiena. No habiendo perdido la mafia de su juventud, a pesar de los afios y recor- dando los. La gente venida de allende los mares, eran soldados o simplemente tra- bajadores, que para nada necesitaban del oficio que nos ocupa.

La verdad habra sido que alli no sabian trabajar gran cosa, por no decirle nada. Y al eliminarlo de la sociedad y quitarle poco a poco sus medios de vida lo obligaban a vivir alzao, y a tratar de conservar para si, lo que podia darle alguna utilidad. Siguiendo con los libros, por aqui leo en uno de Emilio P. En cambio, el pobre, cuanto mas lujoso deseaba su recao, mas trenzaos le ponia o los hacia o buscaba raros a veces y pocos conocidos, con el inocente afan de ha- cerse almirar.

De ahi que no sdlo emplease las horas del dia libres de andar por los campos, en atenderlo como no atendia a sus padres y en preparar los elementos para dominar el bruto, como buscar la comodidad y lujo dentro de sus aperos.

Voy a hacerle a gran- des rasgos lo que usted me pide. Estos invadieron el norte africano, pro- bablemente hacia el afio A. En algunas tumbas antiquisimas del Egipto se han encontrado momias 2 , envueltas en una especie de trencilla, que no es mas que el arte primitivo que nos ocupa.

En 1 Enciclopedia Espasa. Pocos afios bastaron para que las praderas ameri- canas se poblaran de innumerables manadas salvajes, que los criollos, es decir, los hijos de Ja soldadesca espafiola con las indias, habrian de aprovecharlos. Este cuero crudo como Ud, sabe, puede uno transformarlo en sogas o en lonjas. No olvidando que al cortar la soga hay que hacerlo en una tercera parte mas ancha de la deseada, puesto que al secarse estirada se habra encogido otro tanto. Se humedece y se le quita el pelo a filo de cuchillo, para luego extenderla de palo a palo, a manera de maroma, bien tensa, hasta que se haya secado.

Con s6lo sobarla estara lista para entrar en uso. Y, entendemos por lonja, cuando dejamos secar a la sombra el cuero, previamente estaqueado y, hecho esto, se le fracciona generalmente en tres partes, Una central que abarca el cogote, lomo y anca y, otras dos laterales los flancos del animal , costi- Mares, verija y parte inferior del anca. Otro corte a cada costado y por debajo de las costillas nos habran dado 3 lonjas, 2 costillares con sus respectivas ancas y una inferior o barriga.

De esta manera habremos obtenido lonjas que conservaran un mismo espesor mas 0 menos. De la linea central que parte de la frente del animal y pasando por los costados del testuz, lomo y dividiendo en dos las caderas hasta Ia cola, se sacan los lindisimos corriones. De las ancas las fuertes encimeras y de la cola los revestidos para los cabos de los rebenques. Sigue bajo uno y sobre otro.

Dificilmente nos podremos equivocar si consideramos que, al tapar uno siempre seri una puntada larga Z, J y al pasar bajo de otro siempre ser una puntada corta R. Sirve para unir la argolla del anillo con la argolla de la hociquera. Se puede retejer y con dos vueltas mas de la hebra que teje, es decir con siete en total, nos ofrece una trenza igual a la de ocho redonda. Es redonda y presen- ta el aspecto ex- terno similar a la de cuatro tientos.

Se comienza por tomar por la mitad el maneador. Ne 6 Fic, Ne 7 Fic. Con sdto pisar a y tirar de b en un segundo queda deshecha. Documents Similar To Trenzas gauchas. Poyccm Poy. Erasmo Malaquias de Souza. More From Micael Soares Paz.

Micael Soares Paz.

GENNUM GN2033 PDF

Trenzas gauchas.pdf

.

PAN CARD 49A FORM PDF

ISBN 13: 9789506860141

.

Related Articles